Deep Snow

Crueldad que evoca el ritmo del día

entendió que sus pasos son solo dignos de su marcha

que no quiere ser dos, sino uno.

En su escondite recóndito no le molestaría,

ni la más mínima brisa de otoño.

Creyó seguir vivo

hasta que sus reflejos se desvanecieron,

inundando su casa con recuerdos contemplativos

empapando las paredes que pronto se derrumbaron,

ahogándose con ellos.

Creyó sentir,

pero en su pecho cualquier palabra caía al vacío

entre los muros de su cuerpo.


Paula

Anuncios

Queen

Remanso de paz

necesito,

cubrirme de sábanas 

dejar la pesadez de mi cabeza sobre la cama,

que el peso de mi existencia caiga 

como una columna de mármol 

estallando contra el suelo.

Ver más allá de los colores primarios

que me abrace tu paciencia bendita

que el palpitar en mi pecho se sosiegue

mirar profundo a los ojos de gato

difuminarme con este aire denso

necesito quietud

un huir a pie firme de este desequilibrio incoherente

que se calme la marea profunda en mi

subir a la cima sin testigos

cubrir mis ojos

ese absurdo de quiero y no puedo y puedo y no quiero.


Paula

Club Noir

El cobijo de la noche

entre sus muros de negro espeso

se escabulle mi cuerpo rebotando de un lado a otro.

Pensado en los infinitos porvenires donde ser protagonista 

me imagino desamparada 

como una calle vacía de pisadas sin rumbo.

Observadora de tu presencia, 

imagino tus horas con las mías, 

mientras contemplo el bullicio de luces

proyectadas sobre las paredes de esta habitación.


Paula

Photo by: Katrien de Blauwer

Five to One

En ti y en mi ya nos dieron las mil,

sin embargo esperamos sentados

en los escalones de este barrio inundado.

Expectantes a la llegada de la última chispa,

que haga arder nuestra confusión

Pondrá principio a lo que se nos viene,

como una ola fría e impactante

apunto de engullirnos.


Paula

Light Shines On

La euforia de las coincidencias

resbalará por nuestras retinas.

Buscas sentido a un detalle torpe

y premeditado.

Seres sintientes

sintiéndolo.

Instinto que forcejea con tu yo recóndito

y evita el caos en tu pecho.

Mantienes tu apariencia serena

pero envuelta en llamas.


Paula

Another Sunny Day

A mi gata

Tarde ajetreada lejos de aquí

bajo el sol imito tu presencia

que no se siente apresurada

por ningún porvenir.

¿Cuántos giros de aguja aguardar,

para no apurar?

Estírate un poco más

Mientras la paciencia te rodea

en sus cálidos brazos

yo, os observo con recelo.


Paula

How Did I Find Myself Here

Viandante,

entre sombras y claros

Un despertar que le empuja a caer más hondo

En un remolino sin principio ni final

Una decisión mal tomada

le lleva a fijarse menos en sus arrugas

y más en su pecho cada vez más hundido.

Él en ese cuerpo,

obligado a arrastrarlo por las calles

y mantener la decencia,

solo aparente en su exterior.

Se cuestiona,

si el negro es el color que va mejor

con sus facciones

o con su interior.

Tal vez los dos.

Paula

Retroceso

Observa las golondrinas

en lo alto de la catedral

se creyó que a su edad ya miraría por encima del hombro

no por altura sino por compostura

a vecinos, conocidos y amigos

su cima sobre ruinas le dejaba todo el tiempo del mundo

para observar a todo tipo de aves

volaban en círculos sobre su cabeza

las sentía revoloteando en su mente

admiraba su imponente plumaje

no podía dejar de envidiar su vuelo

se creyó que a su edad ya habría pisado todos los continentes

pero solo el pasado fue pisado

pisoteado

insaciable de consuelo

aún lo buscaba en las callejuelas de una ciudad estancada

se creyó que a su edad se refugiaría en su casa con vistas

pero no hay refugio

ni vistas

deshace su mirada sobre las copas de los árboles

esparciéndose en sus troncos erguidos y burdos ramajes

brotó de nuevo su complejo de encorvado

se creyó que a su edad extrañaría sentarse en este banco

pero cómo extrañar algo que nunca se ha dejado

el tiempo vuela,

como las golondrinas.

Paula

For You Dear

Tu aliento en mi cara

tus manos resquebrajadas de rencor 

tu tono erudito y la pulcritud en tu despertar

una ceremonia empapada en llanto

y el rey lagarto conduciéndonos hacia el final

hubiera hundido mi cabeza en tu pecho

para saber si de verdad existía algo

aparte de un pozo profundo,

terminaría dándome contra las paredes

en busca del oro que nunca hubo.

Me reflejo en ti y escribo murmurando

tu aparición fue un espejismo en el desierto

creí llegarte y mis manos se hundieron en arena

cavando y encontrando más de lo mismo

nada

definiéndote más que nunca

nada somos

y en nada nos convertiremos.

And I will

No puede ser, querido, que me dejaras oler las flores para después arrancarles el tallo

El pigmento en tus manos alargadas dejó marcas sobre mi piel 

Me corté las yemas de los dedos ojeando tus tesis filosóficas del estante

Y tú, querido, aún así, insistes en que relea tus páginas de historias

Divagaciones sobre las vidas que sólo vives al filo de la silla, frente a mi perpleja mirada.

Querido, no dejes de ser tú el que calla primero. El silencio nos hace sabios y tu murmullo te impide ser reconocido como tal

Mientras tu casa sostenía lo implícito, el balcón se formaba como un túnel hacia el vacío

Y yo, como la descubridora de un nuevo continente solo quería cruzarlo.