Morning Yawn

Nuestra soledad nos abraza más fuerte que nuestros cuerpos,

enfrentados en esta proyección,

desconociendo el principio y el final.

Me conformo con encontrar la complicidad en tu mirada 

y dejarme envolver en este remanso ilusorio,

de piel complaciente.

Kristallen Den Fina*

Alquimia, que apenas manejas entre tus manos. Cavando profundo, allí es donde te encuentro, con la cara desencajada y el trazo de tu boca como el filo del cuchillo más afilado. Tu entrecejo disipa cualquier presagio. Si pudiera escribir sobre tu alma vagando entre la calima, rodando sobre el asfalto árido, a la velocidad de una tarde cualquiera… Sé que no es posible, ni tan siquiera imaginarte, peregrino en el tiempo, deambulando en la falta de afecto que tu piel exige. Permíteme visualizar tu dolor como propia metáfora existencial.

*Kristallen den fina-Harvester

You May Be Blue

En la marea nos encauzamos y nos corrompemos. Gira 360 grados sobre la decrepitud de tu cuerpo. Bocanada de aire y me sumerjo de nuevo en la fría atmósfera. Quiero llegar a romper con las olas, y acariciar la rugosidad imperfecta de las rocas. Mi piel dura como su superficie gris y humedecida. Distingues la niebla que se entromete en nuestro andar, y domina nuestras pisadas. Anestesia de pensamientos, lacerante naturaleza, déjanos atrás y volveremos a por ti. Abandono en tu corriente el peso de mis fantasmas.

Paula

The Eternal

Que el filo del horizonte rasgue nuestra juventud. 

Eternidad que hoy se desliza por nuestros dedos. 

Somos rocas cayendo al fondo del mar, 

provocando un frío estallido. 

Sin volver a emerger. 

Condenados a mirar hacia arriba, 

desde la lejanía inundada en sal y marea. 

Dejaremos que el musgo nos invada, 

observando cómo su verdor asfixia las horas enfrentadas 

entre tu yo y el mío.

Ceremony

Me miras

a punto de quebrar.

Piel inunda tu pulmones.

Destellos te deslumbran 

en la mañana reiterada.

Intentando reconocerte,

no te hallas más allá de tu pasos.

Tu reflejo

traza con la mirada

tus pómulos,

que emergen como dos olas

hacia tus ojos,

inundándote.

Deep Snow

Crueldad que evoca el ritmo del día

entendió que sus pasos son solo dignos de su marcha

que no quiere ser dos, sino uno.

En su escondite recóndito no le molestaría,

ni la más mínima brisa de otoño.

Creyó seguir vivo

hasta que sus reflejos se desvanecieron,

inundando su casa con recuerdos contemplativos

empapando las paredes que pronto se derrumbaron,

ahogándose con ellos.

Creyó sentir,

pero en su pecho cualquier palabra caía al vacío

entre los muros de su cuerpo.


Paula

Queen

Remanso de paz

necesito,

cubrirme de sábanas 

dejar la pesadez de mi cabeza sobre la cama,

que el peso de mi existencia caiga 

como una columna de mármol 

estallando contra el suelo.

Ver más allá de los colores primarios

que me abrace tu paciencia bendita

que el palpitar en mi pecho se sosiegue

mirar profundo a los ojos de gato

difuminarme con este aire denso

necesito quietud

un huir a pie firme de este desequilibrio incoherente

que se calme la marea profunda en mi

subir a la cima sin testigos

cubrir mis ojos

ese absurdo de quiero y no puedo y puedo y no quiero.


Paula

Five to One

En ti y en mi ya nos dieron las mil,

sin embargo esperamos sentados

en los escalones de este barrio inundado.

Expectantes a la llegada de la última chispa,

que haga arder nuestra confusión

Pondrá principio a lo que se nos viene,

como una ola fría e impactante

apunto de engullirnos.


Paula

Light Shines On

La euforia de las coincidencias

resbalará por nuestras retinas.

Buscas sentido a un detalle torpe

y premeditado.

Seres sintientes

sintiéndolo.

Instinto que forcejea con tu yo recóndito

y evita el caos en tu pecho.

Mantienes tu apariencia serena

pero envuelta en llamas.


Paula